Aunque las cosas a la hora de llevar nuestro hogar han cambiado de una manera evidente en las últimas décadas, por los continuos adelantos tecnológicos que van apareciendo y que hacen de las tareas del hogar algo más sencillo y cómodo, en muchas casas todavía se siguen realizando por pura “tradición”. Es decir, nosotros al lavar la ropa o el suelo lo hacemos de la misma forma que lo hacían nuestros padres, y ellos lo aprendieron de nuestros abuelos, y así sucesivamente… perpetuando, en ocasiones, formas de llevar a cabo estas tareas que hoy por hoy ya no tienen tanto sentido como antes.

Nosotros nos vamos a centrar en la utilidad que actualmente tienen los suavizantes a la hora de lavar la ropa. Seguramente tú también los utilices en cada colada, porque siempre lo has hecho. Piensas que te ayudan a dejar tu ropa más limpia, perfumada y con un toque de suavidad que te encanta, y en parte llevas razón, pero… ¿son imprescindibles a la hora de hacer nuestra colada? ¿Se puede lavar la ropa sin poner suavizante en nuestra lavadora? Continúa leyendo y tal vez te sorprendas por todo lo que vas a poder aprender.

¿Para qué sirven realmente los suavizantes?

Llevas utilizándolos toda la vida pero tampoco sabes cómo funcionan, o qué les diferencia del resto de detergentes. Simplemente siempre has visto cómo los demás los utilizaban y sabes que pueden ayudarte a lavar mejor la ropa… o eso es lo que crees. En realidad, los suavizantes que se comercializan actualmente son una variedad de detergente que lleva tensioactivos catónicos, sustancias que dotan a nuestra ropa de mayor suavidad. Llama la atención que este tipo de sustancias también se utilicen en los champús suavizantes para el pelo, ya que cumplen exactamente la misma misión.

En la parte positiva de los suavizantes está el resultado que otorgan a la ropa, confiriendo a nuestra colada una mayor suavidad, y una sensación de “esponjosidad” que lo cierto es que sienta muy bien al tacto. Es su principal función, y podríamos decir que casi la única. Porque no, los suavizantes no limpian más la ropa, simplemente la dejan más suave. Pero también tienen sus contras. Y es que son productos muy poco ecológicos, ya que en cantidades excesivas o con un uso continuado, pueden llegar a provocar problemas de contaminación en las aguas, entendiendo que toda la que utilizamos en el lavado luego vuelve, con ese “extra” del suavizante.

Lavar la ropa sin detergentes ni suavizantes

Hoy por hoy ya no es necesario utilizar ni detergentes ni suavizantes en nuestros lavados habituales, para dejar nuestra colada perfecta. La máquina eOZONE se encargará de eliminar todas las bacterias y posibles tóxicos tanto de la ropa como del propio agua, manteniendo esta más limpia cuando salga de la propia lavadora, lo cual también contribuye de manera efectiva al medio ambiente. La ropa queda tan limpia como cuando utilizamos los mejores detergentes y suavizantes, pero nos hemos ahorrado ese gasto.

Actualmente, esta alternativa está ganando cada vez más terreno, en un mundo en el que la preocupación por el medio ambiente crece de forma imparable (y entendible, visto lo visto). No se trata solo de cómo quede nuestra ropa, sino también de cómo podemos evitar toda esa contaminación que, de manera consciente o inconsciente, estamos lanzando a nuestro entorno. Llevamos haciendo las cosas igual durante muchos años, pero por suerte, todo evoluciona y con el paso del tiempo surgen alternativas mejores en todos los sentidos, como la de esta máquina a la hora de lavar nuestra ropa. Decir adiós al detergente y al suavizante es ahora posible.