Las frutas y verduras son alimentos que provienen de la “tierra”, es decir están en contacto con microorganismos y factores medio ambientales, que las hacen susceptibles a contaminarse de agentes patógenos; además las frutas y verduras están expuestas a sustancias químicas cómo pesticidas y agua residuales que contaminan las cosechas.

La importancia de lavar y desinfectar estos alimentos, se debe a su consumo, en su mayoría en crudo, cualquier patógeno (def. cualquier elemento capaz de producir daño o enfermedad en el cuerpo) que no desaparezca en el proceso de lavado o pelado, permanecerá en las hortalizas y/o frutas, por consecuencia ingerimos el alimento contaminado.

¿Cómo podemos lavar y desinfectar frutas y verduras?

Para asegurar la inocuidad de las frutas y verduras que se van a consumir, es muy importante su lavado.

Las ETA (Enfermedades de Transmisión Alimentaria) son infecciones alimentarias por el consumo de ciertos microorganismos que han crecido y se han multiplicado en el alimento ingerido. Por ejemplo… Quizás has oído hablar de una bacteria llamada Salmonella, esta bacteria forma parte de las ETA.

Existen grupos especialmente de riesgo ante estas enfermedades causadas por los microorganismos de los alimentos, y son:

  • Niños

  • Ancianos

  • Embarazadas

  • Personas tratadas con quimioterapia

  • Las personas positivas al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)

  • Personas con problemas de inmunidad.

Nuestro organismo está diseñado para luchar contra estos microorganismos, pero si nuestro sistema inmunológico se encuentra debilitado, estos patógenos pueden ser muy perjudiciales para nuestra salud, incluso acarreando consecuencias que ponen en riesgo nuestra vida.

¿Cómo lavar frutas y verduras?

  • Lavar bien la fruta y verdura, dejando caer el agua del grifo, mientras frotas con las manos su superficie.

  • Las frutas u hortalizas de piel gruesa o con cáscara deben ser lavadas con un cepillo, para garantizar que no quede ningún resto.

  • Cuando se trata de vegetales de hoja, se aconseja separar y lavar cada hoja para una limpieza óptima.

  • No sumergir más de 5 minutos, frutas y verduras en agua para su limpieza, ya que algunas vitaminas se pierden en el agua, como las vitaminas hidrosolubles.

También existen algunas sustancias especiales para el lavado de estos alimentos, un ejemplo es:

  • Nisina: es una sustancia antimicrobiana, considerada natural, producida por otros microorganismos beneficiosos para el hombre.

Uno de los sistemas más eficaces para la eliminación de estos patógenos es el agua ozonizada, por su alto grado de desinfección, el ozono actúa rompiendo las paredes de las células patógenas, es un método más efectivo que el cloro siendo 50 veces más potente; a diferencia de otros sistemas no deja ningún tipo de residuo químico sobre el producto, ni en el agua del lavado.

El Ozono es un compuesto muy inestable, una vez realizada su labor de desinfección, se descompone formando oxígeno  

Con el uso del sistema eOZONE podemos conseguir, Desinfección superficial del alimento, eliminación de compuestos orgánicos adheridos, y gracias a la eliminación de la bacteria de la maduración, la putrefacción de verduras y frutas.